La mágia del Caribe

Ser turista en el Caribe, que con su mágia y encanto nos atrapa, y motiva al disfrute de la vida!


* Me olvido de las carreras de la ciudad, bajo el ritmo, disfruto, sonrío y me libero del estrés.
* Aprecio la oportunidad de pasar unos días rodeados de naturaleza, el mar, la playa, los árboles, los monos, los pajaritos cantando…
* Recargo mis baterías al conectarme y respetar el entorno natural.
* Ayudo y colaboro en mantener limpio el lugar, la basura que hago la llevo conmigo; en la playa solo dejo mis huellas.
* Me conecto con mi cuerpo, cambio el carro por una bici. Mientras ando en bici me divierto y sonrío como cuando era niñ@
* Manejo despacito, a 40 kmph, paseando, disfrutando, aquí no tengo prisa.
* Recuerdo que en la carretera se encuentran peatones, niños y niñas, mascotas y animales silvestres, les doy su lugar, ellos tienen la vía.
* Respeto la playa, no meto el carro en la arena, solo camino por ella.
* Respeto las costumbres de los habitantes.
* Economizo agua donde me hospedo, cada gota cuenta.
* Recuerdo que puedo reciclar el plástico, latas, vidrio y tetrabrik.
* Qué lindo seria plantar un árbol, y verlo crecer cada vez que regrese.
* Cuido, protejo y amo el Caribe Sur, así siempre podré volver al lugar donde la tierra se une con el mar.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *